IMG_3870Es evidente el profundo rechazo que nos provocan las noticias, gráficos, estadísticas relacionados con la violencia de género. Son hechos y datos tan brutales que encogen el corazón. Son cosas que suceden en el mundo, en nuestro país.

A veces ese impacto nos puede despistar del hecho de que todo eso sucede también suceden en nuestra ciudad o pueblo, en nuestro barrio, en nuestra escalera.

Y en nuestras cocinas (o en nuestras salas de restaurante)

Está claro que hay situaciones a las que no llegamos. Pero sí está en nuestras manos una gran mejora cercana, cotidiana, porque aunque no tengamos un caso de violencia física que nos toque de cerca, en nuestro día a día se producen muchas situaciones en las que podemos y debemos hacer algo.

Sí, en nuestra mano está exigirnos un comportamiento respetuoso. Por supuesto, cortar la violencia que, de tan directa, es evidente

Pero muchas veces son cosas tan pequeñas que nos pasan desapercibidas. Nos pasan desapercibidas a nosotros

Pero no pasan desapercibidas para las personas (en su inmensa mayoría, mujeres) sobre las que las que giran esos comentarios o actitudes. Puede suceder con bromas en las redes sociales, pero también sucede en nuestro propio trabajo

Todos y todas tenemos que exigirnos un compromiso de estar atentos, un compromiso de respeto, de que ya no valgan esas bromas, esos whatsapp, comentarios despectivos, esos detalles que marcan y encienden las mechas que luego mal se apagan.

Juntos, y no de boquilla, tenemos que pedir y exigirnos a nosotros mismos que se dé (y dar) en las cocinas y sala un trato parejo tanto en capacidades, responsabilidades, salarios y respeto a mujeres y hombres, porque aunque es evidente que cada día son más y mejores las profesionales muy preparadas que están trabajando en hostelería, en puestos de todas las categorías laborales, todavía se dan esas pequeñas y grandes diferencias, pequeñas y grandes injusticias sólo por el hecho de ser mujer.

Nuestra sociedad es tolerante, y también machista, por lo cual es nuestro deber atajar de raíz cualquier actitud machista.

Debemos ser los primeros en revisar nuestras propias actitudes, los primeros en formar a otros y quitarnos cualquier mal hábito en las cocinas.

Y no sólo actuar así, sino hablarlo con todos, compartirlo con nuestros compañeros de trabajo (mujeres y hombres) para “hacer equipo” también en esto. Si conseguimos que nuestras cocinas sean así, cualquier trabajador que se incorpore de nuevo (sea de nuestra o de otras culturas) entenderá inmediatamente que en ese restaurante, hotel, etc, no se permiten actitudes de agresión de ningún tipo hacia la mujer.

Y este mensaje, el de que en nuestra sociedad sólo debemos aceptar que la mujer y el hombre está en igualdad, no sólo valdrá para nosotros y nuestros equipos actuales. También será la línea a seguir por las nuevas generaciones de cocineros españoles

Cuando nos encontremos ante un caso de agresión (sea del grado que sea) contra la mujer, debemos atajarlo, buscando todos los apoyos que podamos. Debemos eliminar todos estos tratos denigrantes, las bromas agresivas, los malos modos y tratos dentro y fuera de nuestros espacios laborales y tenemos que luchar por un paralelismo de sueldos y condiciones.

Si dudas acerca de si una actitud es o no agresiva, pregúntate si la permitirías contra ti, tu pareja, tus hijos, tus seres queridos.

La cocina balear ha estado siempre formada por grandes mujeres cocineras. Cada día son más las que eligen dedicarse a este bonito y duro oficio por lo cual desde mi parte y desde el ASCAIB estaremos vigilantes y todos nos comprometemos con esta idea derrotar el machismo, dentro y fuera de las cocinas.

Koldo Royo

Written by koldoroyo

Cocinero con mucha trayectoria, Estrella Michelín durante 13 años, asesor culinario, formador de cocineros, impulsor del Concurso de Tortilla Española Ciudad de Palma, presentador de numerosos programas de televisión, tertuliano en diversos programas de radio...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s